¿Puedes autodiagnosticarte el trastorno de ansiedad social?

by | Mar 30, 2021

¿Puedes autodiagnosticarte el trastorno de ansiedad social?

by | Mar 30, 2021

Como seres sociales que somos, se espera que podamos relacionarnos normalmente y que eso sea un aspecto común que nos ayuda incluso, a sobrevivir. Sin embargo, es natural sentirnos nerviosos de vez en cuando, ante situaciones sociales nuevas o retadoras. Por ejemplo, al acudir a una entrevista de trabajo, hablar en público o tener una primera cita amorosa. Todas esas son situaciones en las que las personas, comúnmente, sienten algo de aprehensión, en mayor o menor medida, según los rasgos individuales de su personalidad. Algunas se sentirán inseguras, otras ansiosas y otras un poco avergonzadas. No obstante, cuando hablamos de trastorno de ansiedad social (o fobia social) estamos frente a personas que todos los días se sienten de esta manera.

Como en todo trastorno por ansiedad, la fobia social provoca obstáculos para que la vida cotidiana se desarrolle con normalidad. En este caso, la evitación y huida de situaciones sociales generan dificultades para trabajar, estudiar y para relacionarse en forma general. Cuestión que es muy preocupante para quienes padecen esta condición, ya que la interacción social se da en múltiples niveles y ante esta realidad, el aislamiento parece ser la única salida.

Antes de responder a la pregunta de si puedes autodiagnosticarte el trastorno de ansiedad social o si existe un test de ansiedad social que puedas tomar, indaguemos un poco en su definición, características, síntomas y causas. Con toda esta información pretendemos brindar orientación y que así quede clara la forma en que puede ser tratada esta condición de salud mental.

¿Qué es el trastorno de ansiedad social?

El trastorno de ansiedad social o fobia social se da como un miedo constante a todo tipo de situaciones sociales. Las personas sienten mucha inseguridad y les otorgan demasiada importancia a las opiniones de los demás, al punto de que esto las inhabilita para exponerse frente a ellos.

La fobia social no es simple timidez y no se trata tampoco de que se tenga una personalidad introvertida. Es un trastorno donde el miedo hace que la persona evite cualquier contacto social que se le pudiera presentar. También se caracteriza por ser paralizante, entorpeciendo el desarrollo de actividades cotidianas. Lo más común es que este trastorno aparezca en la adolescencia, sin embargo, hay casos en que se puede desarrollar durante la niñez o la adultez. Recordemos que en la infancia la timidez es normal, muchos niños no están abiertos a socializar, especialmente con extraños y siempre necesitan el respaldo y aprobación de los padres. Es necesario distinguir este rasgo propio de la niñez del trastorno de ansiedad social.

Las estadísticas arrojan información importante respecto a este trastorno. En primer lugar, es uno de los más comunes y frecuentes en población adolescente y juvenil, con 13% de prevalencia durante toda la vida y con prevalencia de un año del 8% en adultos y adolescentes (cifras en EE.UU). También, se ha encontrado que puede coincidir o existir al mismo tiempo que un trastorno de depresión mayor, trastorno de personalidad evitativa y otros trastornos de ansiedad.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno de ansiedad social?

Los síntomas de la fobia social son muy variados, pero lo que es común en todas las personas que la padecen es que esta sintomatología es persistente. A continuación, mencionaremos los más destacados, y los clasificaremos en conductuales y físicos. Aunque no es exactamente un test de ansiedad social, puede ayudarte a hacer una autoevaluación de tus conductas.

Síntomas conductuales:

  • Miedo intenso de interactuar con desconocidos.
  • Temor de presentar síntomas como sonrojarse, temblar o sudar.
  • Temor intenso a ser juzgado por otros.
  • Preocupación constante de sentirse humillado y criticado
  • Pasar por una situación social con mucha ansiedad y miedo.
  • Evitar a toda costa situaciones donde sea el foco de atención.
  • Pensamientos catastróficos acerca de las situaciones sociales.
  • Excesiva evaluación de errores luego de un encuentro social.

Por lo general, todos estos síntomas se dan respecto a situaciones donde la persona se ve expuesta ante un público o requiere hablar frente a otros. No obstante, pueden soportar otro tipo de situaciones sociales, donde su participación no sea necesaria.

Síntomas físicos:

Cuando la persona sufre de este trastorno, puede presentar algunos síntomas físicos como taquicardia, rubor, dificultad al respirar, temblores, sudor, tensión muscular, lagunas mentales, molestias estomacales, entre otros. En realidad, son parecidos a los síntomas de ansiedad común o del nerviosismo.

¿Cuáles son las causas del trastorno de ansiedad social?

Muchos trastornos no tienen causas específicas o que se puedan determinar con precisión. No obstante, como ocurre con otros trastornos de ansiedad, puede que la fobia social se dé por una combinación de factores, entre los que podemos mencionar:

Hereditarios:

Aunque no esté comprobado que esta sea una causa de gran peso, se cree que el trastorno de ansiedad social puede deberse a factores genéticos y que se puede heredar. Sin duda, las personas que vienen de familias donde alguien ha sufrido esta condición, tiene mucho más riesgo de padecerla por alguna detonación del ambiente donde se desenvuelva.

Ambientales:

Al núcleo familiar y tipo de crianza puede influir en que una persona desarrolle este trastorno. Por lo general, cuando los padres son muy aprehensivos, controladores y/o sobreprotectores, pueden propiciar este tipo de padecimiento. Igualmente, un acontecimiento traumático que marque la vida de una persona, puede llevar a desarrollar fobia social.

Es importante destacar, que las personas con trastorno de ansiedad social son muy propensas a caer en el uso y abuso de drogas y alcohol, ya que estas les pueden funcionar temporalmente como desinhibidores de la conducta, lo cual les facilita la interacción en las situaciones que comúnmente no desean enfrentar.

Overcome Stress and Anxiety

Discover our online program! Our video-based program provides expert recommendations, practical exercises, and powerful tools based on scientific evidence to help you overcome stress and anxiety.

¿Cuáles son las situaciones que se suelen evitar?

Cuando se sufre de un trastorno como este, las personas suelen evitar situaciones que para muchos resultan normales. Las siguientes situaciones podrían hacer parte de la entrevista de un psiquiatra como parte del test de ansiedad social:

  • Iniciar una conversación
  • Ir a reuniones sociales
  • Tener citas amorosas
  • Situaciones de reclamo, como devolver un artículo en una tienda o exigir justicia en el trabajo
  • Relacionarse con desconocidos
  • Hablar en público
  • Tomar iniciativa en el contacto visual o tener contacto visual en general
  • Ir a una entrevista de trabajo
  • Usar un baño público

En general, son situaciones que para la mayoría son cotidianas y se afrontan afrontar sin mayores impedimentos, pero para una persona con este trastorno representa una gran carga emocional y generan en ella un miedo excesivo e irracional. 

¿Existen personas con más riesgo de sufrir este trastorno?

Sí, existen varios factores que pueden hacer crecer el riesgo de sufrir trastorno de ansiedad social. A continuación, mencionaremos algunos de ellos:

Traumas o experiencias negativas:  

Muchas personas sufren de acoso escolar cuando son niños, estuvieron sometidas a mucho estrés social y fueron víctimas de constantes burlas, abusos y humillaciones. En este caso, son más vulnerables a sufrir trastornos mentales de este tipo. De igual forma, si tuvieron experiencias familiares negativas, como maltrato y abuso, también pueden estar en riesgo de sufrir fobia social.

Antecedentes genéticos:

Si alguno de los padres sufrió de este trastorno, aumenta mucho el riesgo de que los hijos también lo desarrollen.

Experiencias de alta demanda social:

Puede ser en el trabajo o en situaciones sociales diferentes, pero que son nuevas para quien las vive y pueden contribuir a desarrollar el trastorno.

Rasgos físicos o enfermedad especial:

Ciertas enfermedades que generan deformidad o un accidente que deja marcas en el rostro o alguna otra parte del cuerpo, puede hacer al paciente desarrollar trastorno de ansiedad social.

Personalidad:

Cuando se tiene un carácter tímido o introvertido y a la persona le cuesta enfrentar situaciones sociales, puede aumentar el riesgo de sufrir este trastorno emocional.

Recordemos que, por lo general, es una combinación de factores la que da mayores probabilidades de padecer fobia social. Rara vez se da por uno solo de ello y en todo caso, ser más vulnerable, no significa estar destinado a sufrir de este trastorno.

¿Puedes autodiagnosticarte el trastorno de ansiedad social?

Definitivamente, no. No existe un test de ansiedad social que con tan solo responder unas preguntas pueda decir con certeza si se padece o no. El diagnóstico para este o cualquier otro trastorno mental requiere de una evaluación psiquiátrica o psicológica. Lo más recomendable es asistir a consulta con un profesional, para que la diagnostique y descarte que se puedan estar presentando los síntomas por toma de medicamentos o alguna otra enfermedad que sufre el paciente.

Está en manos del profesional de la salud el diagnóstico acertado de los trastornos mentales, esto quiere decir que ninguna persona puede autodiagnosticarse, ni mucho menos automedicarse. Lo mejor es ponerse en manos de los especialistas.

¿Qué tratamientos suelen aplicarse?

El tratamiento depende del nivel de afectación en la vida del paciente. No obstante, por lo general se recomienda psicoterapias, como la terapia cognitivo conductual (TCC) y la toma de medicamentos. También podría ser una combinación de ambos, esto sería muy recomendable para personas con síntomas más severos, pues se alivia la sintomatología a corto plazo y al mismo tiempo, se trabaja en una solución a largo plazo con la TCC.

Cuando los síntomas son leves o moderados, programas como Mindphony son de gran ayuda para el manejo de la fobia o ansiedad social, al igual que en casos más severos, pero como complemento de la terapia profesional y los medicamentos.

Transform Your Life Today

If you're grappling with stress or anxiety, we're here to help! Our video-centric program delivers expert advice, pragmatic exercises, and powerful strategies specifically designed to aid you in overcoming these challenging conditions.

Publicaciones Relacionadas

Related Posts