¿Puedo morir asfixiado por un ataque de ansiedad?

by | Abr 19, 2021

¿Puedo morir asfixiado por un ataque de ansiedad?

by | Abr 19, 2021

El temor más grande que puede sentir una persona con ansiedad descontrolada es el de morir. Algunos piensan que su corazón se detendrá por lo rápido que late, mientras otros imaginan que pueden morir asfixiados, ya que sienten mucha dificultad para respirar. La buena noticia es que tanto las palpitaciones aceleradas, como la aparente falta de aire, son solo síntomas de una ansiedad severa y no pueden ocasionarte más que sensaciones desagradables.

Como el conocimiento es poder, te diremos qué es lo que ocurre en tu cuerpo cuando los niveles de ansiedad son muy altos y como consecuencia, sientes miedo a morir. Entenderás por qué tienes estos pensamientos e imaginas que morirás. Ten en cuenta que solo son eso, pensamientos e imaginaciones infundadas por los síntomas nada apetecibles de la ansiedad.

¿Por qué se desata un ataque de pánico?

Cuando manejas mucho estrés y/o ansiedad, se activan los mecanismos de defensa del sistema nervioso, porque de alguna manera te sientes en una situación de peligro. Cuando hay peligro, los mecanismos fisiológicos se desatan y como es lógico, comenzarás a tener diversas sensaciones desagradables, de alerta, debido al estado de ataque-huida en el que tu cuerpo se encuentra.

El problema radica cuando tu ansiedad se descontrola debido a una amenaza que no es real, sino que más bien está en tu mente. Es lo que conocemos como miedos irracionales, sin explicación aparente, o como la remembranza de hechos traumáticos (en el pasado) que siguen representando una amenaza para ti en tu mente. En otras palabras, el miedo es desproporcionado en relación con la amenaza, lo que te hace más consciente de los síntomas.

Si el peligro fuera real, como cuando un lobo te acecha en un bosque, el mismo mecanismo se desataría, tu sentirías lo mismo pero no de manera consciente ya que estarías muy ocupado corriendo o defendiéndote del ataque de la bestia. En este caso, el miedo y la acción son proporcionados de acuerdo con la amenaza que se presenta. En esta situación real de peligro, tu corazón palpitaría igual de rápido, tu respiración se aceleraría, tu cuerpo temblaría y tu boca se secaría, pero para ti este sería el menor de los problemas ya que no serías consciente de ello.

Cuando las personas sienten estos síntomas por primera vez, debido a peligros irreales, el impacto es tan grande que se comienza a generar un miedo profundo a las propias sensaciones que, como es natural, el cuerpo genera. Es posible que los ataques de pánico se hagan repetitivos y puede comenzar a desatarse una espiral de miedo al miedo, que tiene probabilidades de terminar en un trastorno de ansiedad.

Overcome Stress and Anxiety

Discover our online program! Our video-based program provides expert recommendations, practical exercises, and powerful tools based on scientific evidence to help you overcome stress and anxiety.

La falta de aire es desesperante

No se puede culpar a una persona con ansiedad descontrolada, por sentir que la falta de aire puede terminar en una muerte súbita. Respirar es una actividad vital del cuerpo humano y sentir que algo nos impide llevarla a cabo con normalidad es, como mínimo, desesperante. Si esto se une con una frecuencia cardíaca muy alta y dolor en el pecho es fácil confundirlo también con un infarto.

Morir por asfixia es una situación que nadie desea experimentar, al menos nadie que desee seguir viviendo. Esta es una de las razones por la que las personas con ataque de pánico, van a las emergencias de los hospitales cada vez que tienen una crisis de angustia.

Cuando los médicos no encuentran causas físicas y envían al paciente a casa, aclarándole o no de que se trataba de un episodio ansioso, entonces es cuando aquel comienza a imaginar que está enloqueciendo, solo eso podría explicar la razón de tanto malestar. Estos pensamientos pueden derivar en una depresión. Por eso, es importante saber lo que ocurre y asistir a terapia, para evitar otros cuadros mentales.

La hiperventilación ocasiona los síntomas

Debes comprender que la hiperventilación contribuye a las sensaciones desagradables que experimentas. Se trata de una respiración muy rápida y superficial o demasiado profunda. Esto trae como consecuencia un desequilibrio de dos gases esenciales que intervienen en la respiración. Se trata del O2 (oxígeno) y el CO2 (dióxido de carbono).

Cuando inspiramos permitimos que entre aire lleno de oxígeno en nuestros pulmones. Posteriormente, la sangre transporta ese O2 hacia el corazón y de allí se distribuye por todo el cuerpo. Esto permite que el oxígeno transforme los nutrientes en energía, y luego de su metabolismo genere CO2 como uno de los productos finales de desecho. La sangre lo transporta hacia los pulmones y de allí a través de la expiración sale de nuestro organismo. El ciclo se repite una y otra vez.

Cuando respiramos más oxígeno del que necesitamos, es decir, cuando hiperventilamos el equilibrio entre O2 y CO2 deja de darse, el primero aumenta, el segundo disminuye en sangre. Esto trae como consecuencia que el cerebro detecte la caída del CO2 y active mecanismos para volver al equilibrio, para ello tiene que disminuir la frecuencia de la respiración o el impulso de respirar.

Cuando la persona siente la falta de aire y la dificultad para respirar, tiende a desesperarse y a respirar más (hiperventilar), por lo que el cuerpo comienza a poner más dificultades para respirar. El cerebro quiere que respires menos para que aumenten los niveles de CO2.

La reducción de CO2 en la sangre, además, ocasiona otros síntomas debido a que esta se torna alcalina, provocando calambres, mareos, debilidad muscular, visión borrosa, palpitaciones, temblores, entre otros.

Por todo lo dicho, lo más recomendable es aplicar técnicas de respiración controlada que nos ayuden a normalizarla y comencemos a restablecer el equilibrio de ambos gases. La respiración lenta y controlada, la relajación y en ocasiones la distracción, son de gran utilidad cuando se presentan los ataques de pánico.

 Nadie puede morir a causa de una hiperventilación generada por ansiedad, no hay ningún caso registrado que valide esa idea. No obstante, cuando la hiperventilación es consecuencia de patologías físicas respiratorias o cardíacas sí puede haber riesgos importantes. Por eso, es indispensable hallar el origen de la hiperventilación.

Transform Your Life Today

If you're grappling with stress or anxiety, we're here to help! Our video-centric program delivers expert advice, pragmatic exercises, and powerful strategies specifically designed to aid you in overcoming these challenging conditions.

Publicaciones Relacionadas

Related Posts